La importancia de aprender inglés desde pequeños

¿Cuántas veces has escuchado que si un niño comienza a aprender inglés desde pequeño ya no aprenderá bien español?  ¿Sabías qué muchas de esas veces, las personas que lo mencionan ni siquiera saben hablar inglés?   Existen diversos mitos y creencias acerca de la edad adecuada para aprender, pero lo importante es saber que actualmente existen estudios que comprueban que la mejor edad para hacerlo es en la infancia temprana (periodo prenatal hasta los ocho años), en esta etapa, lo más recomendable es acercarse al aprendizaje de manera natural,  para que el idioma se incorpore a su vida cotidiana como algo útil y no sólo como un concepto.   Estos son algunos de los principales beneficios de aprender inglés desde pqueños:
  • Tienen el sentido del oído en su máxima capacidad
Más que memorizar palabras, los niños aprenden imitando el lenguaje, pues su sentido del oído está en su punto máximo y es aquí donde pueden captar con mayor precisión la pronunciación de las palabras, asimilando el lenguaje de manera natural.
  • Son más creativos
Cuando se les da acceso a un conocimiento diferente, se vuelven curiosos de descubrir y aprender, se desenvuelven con facilidad y son más abiertos a las cosas nuevas.
  • Mejora la plasticidad cognitiva
Cuando los niños aprenden mediante actividades divertidas, su capacidad de aprender nuevas cosas se refuerza gracias a ese sentimiento de felicidad derivada de las actividades que realizan.
  • Comunicación intercultural
Al aprender un segundo idioma, los niños tienen la ventaja de comunicarse con otras personas cuando viajan y conviven con personas extranjeras, abriendo las puertas para conocer diferentes culturas, historias y tradiciones; enriqueciéndolos culturalmente.  
  • Oportunidades laborales
Actualmente las grandes empresas se conectan con personas del todo el mundo, por eso necesitan de personas bilingües que puedan comunicarse sin problemas en el extranjero, ofreciendo muchas ventajas laborales.   Aprender inglés a temprana edad ayuda a que los niños desarrollen el idioma y lo dominen en su adolescencia y adultez.  Al ser personas bilingües serán capaces de conseguir mejores oportunidades laborales, educativas y culturales.   ¿Tus hijos se están preparando para el futuro?